Manejando con tu perro como pasajero en México

Manejando con tu perro como pasajero en México

En México muchas personas consideran a sus mascotas como parte de sus familias y como tal les encanta llevarlos a todos lados, no importa si son excursiones largas o cortas.

Si tu perro te acompaña a varios lugares y tu medio de transporte en México es un coche, es importante que le informes a tu seguro para perro para que considere estas especificaciones en el tipo de cobertura que te ofrezca, si te preocupa que el precio suba debes de demostrarle a tu aseguradora que sabes mantener las medidas básicas de seguridad para tu perro en los viajes que realices.

Si no las sabes, es importante que conozcas ahora estas medidas de seguridad para que tu mascota siempre esté protegido ante cualquier eventualidad del camino.

¿Todo listo para el camino?

A los perros les encanta salir a pasear y aman aún más el pasear en coche. Pero es importante que así como con los bebés, tomes ciertas medidas de seguridad para que tu amiguito peludo no se lastime y disfrute al máximo su pequeña aventura.

La medida más importante es que tu perro tenga un collar con placa y que esta placa contenga todos tus datos de contacto en caso de una emergencia.

Mantente al pendiente si tu perro presenta alguna señal de mareo durante el viaje, ya que así como algunas personas algunos perros pueden marearse en el coche. Si es así ten preparado medicinas para tu perro o cómprale un asiento especial para perros que le darán un mejor balance y se mareara menos.

Medidas para los viajeros frecuentes

Si tu perro te acompaña de manera regular a todos lados es importante que cuentes con un seguro para perros que tenga cobertura amplia, es decir que pueda proteger a tu mascota en caso de un accidente y que le proporcione ayuda médica profesional en caso de necesitar una cirugía.

Es importante que si no quieres que el precio de tu seguro de perro suba demasiado, adaptes tu coche para que sea un transporte seguro tanto para ti como para tu pequeño pasajero frecuente. Toma en cuenta que además del mantenimiento regular que le debes dar a tu coche en México , si tu perro se transporta frecuentemente contigo debes de invertir en ciertas modificaciones que le ayudaran a él y a ti a viajar de manera más confortable.

Así como los bebés y niños pequeños, tu perro puede llegar a tener emergencias y accidentes que pueden resultar algo desastrosas para los asientos de tu automóvil. No está de más el considerar invertir en coberturas “waterproof” para los asientos y el suelo de tu coche.

Ten un paquete con los esenciales de tu perro a la mano. Estos esenciales pueden ser su juguete favorito, platos de agua y comida especial para viajes, premios, agua potable, una toalla (nunca sabes cuándo puedes necesitarla en especial si tu perro ama meterse en los charcos), bolsas para las necesidades de tu perro, su correa y medicamentos en caso de que tu perro sufra de mareos o alguna otra condición médica.

No dejes que tu mascota este vulnerable en el camino

Si no tienes a tu perro en un asiento especial para abordar automóviles o sin una correa especial para esto puede representar un gran riesgo para el conductor y para la salud de la misma mascota. No es necesario que exista un accidente para que tu perro pueda sufrir algún tipo de lesión. El simple hecho de frenar rápido o pasar por un tope de manera brusca puede causar que tu perro se caiga de su asiento o que termine estampado contra algún cristal o asiento.

Recuerda que tu seguro para perro no cubrirá los costos de ninguna lesión causadas por la falta de seguridad en tu coche, y mucho menos si tu mascota estaba siendo transportada en las piernas del conductor ya que esta es una actividad prohibida por el reglamento vehicular en México.

Una medida de seguridad que puedes conseguir fácilmente para tu amigo peludo  en México es un arnés que se puede conectar con los cinturones de seguridad de tu automóvil, estos cinturones caninos le permitirán a tu perro el disfrutar del viaje sin tenerlo en peligro. Algo importante que debes sabes es que jamás debes tener a tu perro en el asiento delantero de tu auto y menos con este tipo de arneses, ya que en caso de un accidente la bolsa de aire delantera puede causarle heridas muy graves.